martes, 28 de enero de 2014

Pop Art o Arte Pop

El Arte Pop o Pop Art es un estilo artístico que nace en los años sesenta del siglo XX.

La recuperación económica después de la Segunda Guerra Mundial ya era un hecho, y el consumo que eso suponía se convertiría en una de las características principales de la nueva sociedad. La relación del Pop Art con el consumo es muy importante, y por eso su desarrollo será mayor en las sociedades más desarrolladas económicamente hablando del momento: Inglaterra y Estados Unidos.

El Arte Pop toma sus temas de la cultura popular, pero de la forma en que los transmiten los medios de masas (televisión, revistas, cines…). Se trata de un arte que se centra en lo banal, en lo superficial, en el estereotipo. Es un arte entendible para todos sin necesidad de unos comienzos de iniciación.

Formalmente se busca la máxima simplificación y técnicamente se recurre a los procesos de la imprenta: grandes formatos, colores limitados, enmarque y repetición de las imágenes… Por lo tanto, su modo de producción será el típico industrial contemporáneo de creación en serie.

El Pop Art nace en Inglaterra como consecuencia de los debates del “Independent Group”, un grupo de artistas fascinados por la cultura urbana popular y su manifestación en Estados Unidos. Así, en Inglaterra se reaccionaba contra los paisajes bucólicos tradicionales, mientras que en Estados Unidos la reacción sería contra la abstracción de la Escuela de Nueva York, el expresionismo abstracto.

¿Qué es lo que hace a los hogares de hoy diferentes, tan atractivos?
Richard Hamilton (Imagen: Wikipedia)


Entre los representantes más importantes del Pop Art en Inglaterra se encuentra Richard Hamilton, cuyos inicios están muy relacionados con el Independent Group. Su obra se caracteriza por el uso del collage, es decir, por la inclusión de objetos de la realidad cotidiana en la obra. Se trata de una lectura crítica de esos objetos de deseo que potencia la sociedad de consumo que en principio son inocentes y utilitarios pero que terminan por fomentar lo opuesto.

Otros representantes del Arte Pop en Inglaterra fueron Peter Blake y David Hockney.

En cuanto a Estados Unidos destaca el uso del “assemblage”, es decir, la creación de obras a partir de objetos existentes entre los que el artista crea una relación. En las obras se tratan temas banales, siendo el protagonista el objeto. Allí destacarán artistas como los neo-dadaístas Jasper Johns y Robert Rauschenberg y otros como Andy Warhol, Mel Ramos, Tom Wesselman o Roy Lichtenstein.

Zapatos de polvo de diamante - Andy Warhol
(Imagen: www.warhol.org (C))

Andy Warhol comienza trabajando en ilustración, publicidad y escaparatismo, pero a comienzos de los 60 hace sus primeras serigrafías (entre las que está el famoso bote de sopa Campbell’s) y posteriormente pasa a la representación de mitos como Elvis Presley o Marilyn Monroe. Su trabajo posterior consiste en elegir una imagen de los medios de masas, un estereotipo, recortarla, encuadrarla, ampliarla y repetirla eligiendo los colores adecuados. Para ello utilizará, como hemos explicado anteriormente, los procesos típicos de la imprenta y la producción en serie. Destaca además la indiferencia con la que trata sus obras, ya sean productos o personas.

El arte pop también existirá en otros países, pero será de menor importancia y se verá contaminado por otras formas de expresión artística.

Si quieres leer más artículos como éste, continúa en Toda una amalgama

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada